Templo de Ramsés II (Abu Simbel) como todo lo que he visto en Egipto, increíble. Cuenta la leyenda que en el siglo XIII a.C. Ramsés II mando construir los dos increíbles templos que componen Abu Simbel.

El primero de ellos, el del propio Ramsés II, fue dedicado a los dioses Amón, Ra-Horajti y Ptah, así como a Ramsés deificado.

La fachada del templo tiene 33 metros de altura y está custodiada por cuatro estatuas colosales de Ramsés II esculpidas en la roca. Cada una de ellas mide unos veinte metros de altura.

El segundo de los templos y más pequeño está dedicado a Hathor, diosa del amor y la belleza, así como a su esposa favorita, Nefertari.

Declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979 y reubicados para lograr su conservación y evitar así que quedaran sumergidos tras la construcción de la presa de Aswan.