Egipto, en general es un país caluroso, árido y seco, sin embargo, el clima puede ser variado: la nieve cae en las montañas del Sinaí y el norte de algunas ciudades costeras como Damieta, Baltim, Sidi Barrany, etc y rara vez en Alejandría, las heladas también se conocen en puntos mediados de Sinaí y Egipto.

Invierno

Es la estación del año en que se concentran las pocas lluvias que se producen, sobretodo entre diciembre y Enero en la zona mediterránea. Hay años en que suele hacer bastante frío en enero, ya sea en la costa del Mar Rojo, y en todo el país cuando el sol se pone, llegando en algunos sitios a temperaturas cercanas a cero grados o por debajo, como sucede en los oasis. En enero de 2008 incluso llegó a nevar un poco en alguna población del Delta.

Primavera

Es la mejor época para viajar a Egipto aunque otra gente prefiere el otoño como predilecta. En realidad hace mucho calor en primavera pero es soportable en la mayoría de situaciones. Si nos limitamos a evaluar las condiciones climáticas óptimas para hacer un recorrido típico de El Cairo más crucero deberíamos optar por otoño-invierno, pero si queremos además disfrutar de un poco de calor, estancias en el desierto y playa lo mejor es entre abril y mayo. Entre marzo y abril durante unos 50 días se produce un fenómeno llamado Jamsein que produce tormentas de arena del desierto y que son bastante difíciles de predecir. Estas tormentas pueden llegar a generar vientos de hasta 150 km por hora.

Verano

La época más cálida va de junio a septiembre y hacia finales de octubre ya empieza a refrescar en el norte y El Cairo, sobretodo por las noches. En esta época los cairotas acuden en masa a Alejandría para aliviar el calor y disfrutar de un clima más moderado.

Otoño

La época más fresca es de finales de octubre hasta principios de abril. En invierno por las noches refresca sobretodo en el bajo Egipto (El Cairo, Alejandría) y en los oasis y desiertos. El Sinaí tiene su propio clima pero puede a llegar a ser muy frío por las noches en esta época.