crucero por el nilo


Egipto es un país desértico en el que nadie se visualiza en barco ni rodeado de agua, más bien todo lo contrario: cantimploras, gorros, abanicos, camisas frescas y pantalón corto a lo explorador son las primeras imágenes que se nos vienen a la mente a la mayoría.

Sin embargo, puede que con este post te sorprendamos gratamente y terminemos de convencerte para preparar un viaje por Egipto. Y es que te vamos a hablar de cómo disfrutar de un crucero por el Nilo, una experiencia diferente dentro de un país ya de por sí diferente.

¿Qué te ofrecen los cruceros por el Nilo?

El Nilo

El Nilo es el río más importante de África y el segundo del mundo, solo superado en longitud y caudal por el Amazonas. Tiene una longitud de 6853 km, una superficie de cuenca de 3254555 km2 (un 10% del continente) y un caudal medio de 2830 m3/s. Es decir, una auténtica delicia para los amantes de los paisajes con agua.

Este río atraviesa Egipto de sur a norte, baña prácticamente todas las ciudades y conforma todos los lugares de interés del país en sus riberas. A la altura de El Cairo se ramifica formando el delta del Nilo, que continúa hasta su desembocadura en el Mediterráneo, aportando una gran riqueza paisajista.

Ciudades

Un crucero por el Nilo no te va a impedir disfrutar de la belleza de las ciudades. Los egipcios antiguos construyeron en las riberas fértiles de este río por lo que. como comentábamos, son muchas las ciudades erigidas que podrás visitar y disfrutar durante tu crucero.

Una parada indispensable es Lúxor, que fue capital del antiguo Egipto, por lo que cuenta con una riqueza arquitectónica inmensa. Hay bellos templos e imponentes construcciones de esculturas y figuras. Además, vas a poder aprovechar para visitar una de las necrópolis más conocidas del mundo.

Asuán es también una parada muy común, ideal para hacer un descansito y dejarse enamorar con el paisaje, que mejora por momentos, incluyendo un ambiente más rocoso y húmedo. Es el lugar en el que pasear, ver cómo navegan las falucas… Lo ideal es hacer la parada para ver el atardecer y el anochecer. Además, también vas a encontrar mausoleos, templos e incluso las ruinas de la Isla Elefantina.

Edfu y Kom Ombo son otros dos lugares en los que hacer paraditas más cortas para disfrutar de sus templos, igualmente imponentes.

 

Como ves, un crucero por el Nilo se puede disfrutar y mucho. Lo importante es estar bien informado antes para saber todo lo que vas a encontrarte.