momias de animales de Egipto


Hoy vamos a hacer un repaso de algunas momias de animales de Egipto más espectaculares e interesantes que hemos ido descubriendo a lo largo de las décadas.

Estas se envolvían en lino y se enterraban con absoluta reverencia, dándole al animal el respeto que merece.

Algunas momias de animales

Gacela mascota

Una reina acogió a una gacela como mascota. Esta se preparó tal y como se hace con los miembros de las familias reales, envolviéndose en vendajes con ribetes azules y dejándose en una preciosa caja de madera que se hizo a medida y se colocó junto con el cuerpo de su dueña allá por el 945 a.C.

momias de animales de Egipto

Babuino sagrado

Existe un babuino que se veneró después de su muerte. Lo hacían los sacerdotes en las catacumbas de Tuna, orando y haciéndole ofrendas. Por supuesto, en vida fue agasajado por todos.

Ibis

El ibis era un ave muy vista en el Antiguo Egipto debido a que se usaba para honrar al dios Thoth y existen muchas momias desenterradas y cuidadas de esta especie.

Los hemos encontrado sin más, descansando en sus camas de lino, como el que se exhibe en el Museo Provincial de Mallawi. Pero también han habido hallazgos de momias de ibis dentro de fardos artesonados, de jarrones de barro, como el encontrado por Salima Ikram o en caparazones ornamentados.

Gato ofrenda

Es inusual este hallazgo porque los gatos eran sagrados para la población egipcio. De ahí que encontrar este gato al que se le fracturó el cuello para matarlo como ofrenda de un peregrino no sea bien visto.

Perro real

En esta caja vemos una figura de musaraña sobre la tapa que nos indica que dentro se encuentra la momia de un animalillo de esta especie.

momias de animales de Egipto

Animales sagrados de Menfis

Se encuentra aquí la casa de embalsamamiento de los bueyes, aún en pie. Estos animales descansaban en natrón durante 40 días, secándose en un patio de piedra al sol y desinfectándose.

Banquete real

En el Museo Egipcio de El Cairo podemos ver los huesos de unas piezas de un banquete real tan importante que fue desecado en natrón para después vendarse en lino y acomodarse en una cesta que se enterró en la tumba de una reina. Incluye rabo de toro, pato, solomillo, costillas y piernas de buey.

Momias votivas

Hay muchísimas momias de animales realizadas como un voto de promesa. Las hay realmente variadas. El templo de Khasekhemwy es una clara muestra de cementerio para este tipo de ofrendas, al igual que Tuna el-Gebel, donde cada nicho tenía un votivo colocado por sacerdotes.