Este es el segundo lugar más visitado de Egipto después de las pirámides de Giza y sin duda, uno de los más espectaculares. Karnak está, desde 1979, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, junto con el resto de la antigua Tebas y su Necrópolís. Construido por casi 30 faraones entre los años 2200 y 360 a.C., el templo de Karnak contiene en su interior el gran templo de Amón, otros templos mas pequeños, capillas y el gran lago sagrado de 120 metros de largo.

Está formado por tres centros separados, rodeados cada uno por un muro. El más grande, y mejor conservado, es el que se encuentra en el medio, el santuario de Amón. A la izquierda el santuario de Montu, el dios de la guerra, y a la derecha, el santuario de Mut, esposa de Amón, representada por un buitre.