Experiencia de buceo en Egipto


Uno de los habituales en los viajes al país faraónico es el buceo. Obviamente, hay mucha riqueza turística, miles de cosas interesantes para ver, pero hemos de decir que la experiencia de buceo en Egipto es una actividad típica. Te contamos un poquito sobre ella.

Lugares para bucear en Egipto

El mar Rojo es el lugar por excelencia para realizar inmersiones. El 17% de las especies de peces son endémicas, y lo mismo ocurre con el 8% de los 250 tipos de coral que se allí se encuentran.

Hurghada es el lugar más conocido para ello pero te aconsejamos también lugares como Marsa Alam o Quseir.

Sharm el-Sheikh es imperdible; el naufragio SS Thistlegorm o la caída de Ras Mohamed son toda una aventura.

Finalmente tenemos la costa de Sinaí, donde el buceo es la actividad principal. Existe una gran riqueza animal y vegetal, pero, sobre todo, encontrarás una enorme variedad de actividades de buceo, para todos los gustos, bolsillos y, por supuesto, niveles de dificultad.

¿Cuándo hacer buceo en Egipto?

Egipto es un lugar maravilloso que merece la pena visitarse en todas las estaciones. Si bien, si en tu viaje el buceo o snorkel tiene un papel importante te aconsejamos que vayas entre mayo y septiembre, si bien, estas aventuras están disponibles todo el año.

¿Qué te vas a encontrar en el fondo marino de Egipto?

Lo primero que disfrutarás es un agua de color intenso en verde azulado. Inmediatamente después, la vida marina aflora, siendo muy exuberante. Hay 200 especies diferentes de coral en el mar Rojo, así como 1000 invertebrados y 300 tiburones distintos.

Las bajadas, además, permiten descubrir especies vistas por muy pocos como el pez murciélago, cardúmenes de caballas o peces napoleón.

Además, hay muchos naufragios en este mar y se conservan muy bien por lo que depende de la excursión que elijas podrás incluso disfrutar de la experiencia de ver un navío hundido perfectamente conservado.

Experiencia de buceo en Egipto

Las inmersiones

Las inmersiones de buceo en Egipto tienen una visibilidad perfecta, llegando a los 200 m de profundidad fácilmente y disfrutando de la majestuosidad de la naturaleza en medio acuático.

Por otro lado, lo normal es que no haya corrientes, pero cuando las hay hemos de decir que son bastante fuertes así que ojo a la previsión meteorológica.

El agua del mar Rojo tiene una temperatura bastante estable que fluctúa entre los 21 y los 25º, siendo sus aguas realmente cálidas todo el año.

Por último, seguro que te preguntas sobre si esta actividad es difícil. Hay de todo. Tienes rutas en crucero en las que te lanzan al mar en inmersiones profundísimas en pocos minutos. Pero también hay cientos de opciones desde la costa, de manera que puedes ir aprendiendo y practicando poco a poco. En definitiva, se trata de una actividad con varios niveles de dificultad que todo el mundo puede realizar.

Experiencia de buceo en Egipto

¿Qué te parece la experiencia de buceo en Egipto? ¿Te animas?