Historia de Egipto para niños


En nuestra última entrada os trajimos un post diferente pensado para los más pequeños en el que hablábamos de la sociedad del Antiguo Egipto. Hoy también nos dirigimos al mismo público pero traemos lo que es un poco de los conceptos más básicos e importantes de la historia de Egipto para niños.

Historia de Egipto para niños

El reino de Egipto

Hace miles de años, en la zona de Egipto había dos reyes. Uno de ellos reinaba en el Bajo Egipto y el otro, en el Alto Egipto. Más o menos en el año 3200 a.C., Narmer que era quien reinaba en el Alto Egipto, consiguió conquistar el delta del río Nilo y unió los dos reinos. Se proclamó faraón, mandó construir la primera capital del reino, llamada Memphis y fundó la primera dinastía, conocida como Dinastía I.

El río Nilo

Por todo Egipto hay un río muy largo y caudaloso que se llama Nilo. Las diferentes poblaciones crecían en sus orillas porque sus animales podían beber,se bañaban y podían cultivar verduras.

A la izquierda estaban las tierras rojas, el desierto. A la derecha estaban las tierras negras, el valle. Cuando el río crecía inundaba el valle y cuando el agua desaparecía, esas tierras eran las mejores para cultivar cebada y trigo.

También se pescaba en él y se cazaba a los animales que iban a beber y nadar.

Además, servía para moverse de un lado a otro en barca.

En definitiva el río Nilo era el centro de la vida de los egipcios.

Las pirámides

La conocidas pirámides son unos monumentos que se construían para honrar a un faraón cuando moría. En ellas se colocaba al faraón junto con sus posesiones para que descansase.

Las construían los campesinos y los propios ciudadanos de las ciudades: puede que hayas escuchado que eran esclavos, pero no es cierto. Estas personas recibían trigo, sal y cebada y vivían en ciudades construidas especialmente para ello, donde el faraón les daba una casa y podían acceder, como el resto, a todos los establecimientos, ir a comprar, estar con sus familias, etc.

Para construir las pirámides había que arrastrar muchas piedras durante varios kilómetros porque no todas estaban cerca. Lo hacían construyendo trineos de manera y mojando la arena para que fuese más sencillo.

Aunque su aspecto ha cambiado bastante -¡han pasado miles de años!-, las pirámides eran realmente bellas. Su acabado era de piedra caliza blanca con una punta de oro que brillaba muy intensamente con el sol, haciendo saber a todo el mundo lo importante que era esta civilización.

Dentro hay varias cámaras con túneles y pasadizos y durante mucho tiempo se custodiaban con guardias para que los ladrones no robasen todas las cosas del faraón que se guardaban junto a su cuerpo.

¡No te vayas! Sigue conociendo más sobre la historia de Egipto.