Las pirámides de Giza: el legado más emblemático de la civilización egipcia, la única superviviente de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo y, sin lugar a dudas, el mayor símbolo de Egipto.

Keops, Kefrén y Mykerinos son los nombres de las tres grandes pirámides de Egipto. Fueron construidas por orden de los faraones homónimos que esperaban llegar al otro mundo como “lo merecían” gracias a estas construcciones.

Verlas desde la distancia es absolutamente asombroso. Lo que sorprende un montón al turista es que la ciudad se encuentre verdaderamente tan cerca de las pirámides.

A medida que te vas acercando a ellas, quizá pierden algo de su majestuosidad. Pero verlo desde lejos es impresionante y una experiencia única. Además, todo aquello de mítico que tienen las pirámides ayuda a aumentar esa sensación de fascinación.

La esfinge, que se dice podría representar al faraón Kefren, es considerada como guardiana de todo el recinto y mide la friolera de 20 metros de altura y unos 57 de longitud.