Los cuatro templos faraónicos de Sinaí


Sinaí es un extenso lugar de Egipto. También es una ciudad realmente turística del país. Esta característica se multiplicó, además, en 2009, cuando tuvo lugar uno de los hallazgos arqueológicos más importantes del milenio: los cuatro templos faraónicos de Sinaí.

El pasado año 2009 una expedición arqueológica nacional servía para descubrir lo que se conoce como los cuatro templos faraónicoos de Sinaí. Son, como su nombre indica, cuatro edificaciones amuralladas del Imperio Nuevo y del Primer Período Intermedio. Esto significa que alguno de ellos puede tener hasta casi 4150 años.

Estos, se encuentran en Qantara Sharq, a tan sólo 4 kilómetros del canal de Suez y Zaro, lo cual tiene sentido pues este zona fue el punto de partida de ejército cuando tocó defender el país.

De los cuatro templos, uno es el más grande de todos los hallados en Sinaí, con una medida de 80 x 70 metros. Este se edificó en piedra caliza y tiene cuatro salas con 34 basas de columna.

Así mismo, se encuentran inscripciones de faraones como fueron Ramsés II o Tutmosis II, por lo que se deduce su gran importancia durante las dinastías XVIII y XIV del Imperio Nuevo. Los dibujos de las paredes aún se mantienen con un color vívido.

Los cuatro templos faraónicos de Sinaí

Se rodea de 26 almacenes datados entre 1315 y 1215 a.C que son la puerta a muchísimos descubrimientos y novedades, pues tienen sellos reales y cantidad de inscripciones que cuentan mucho sobre la riqueza de la construcción egipcia. Tanto es así que los muros donde se encuentran se han trasladado a los museos.

También lo rodean 15 torres de vigilancia con una altura de 20 metros, lo cual nos muestra, otra vez, que estos estaban muy relacionados con el belicismo.

Ponen la guinda tres cuencas que se presume que se usaban para los rituales de purificación así como varias cámaras para los dioses.

Otro era un importante centro religioso hecho en ladrillo de adobe y paredes también fortificadas.

Ya tienes un motivo más para visitar la Península de Sinaí. Si no conoces nada de ella decirte que es un lugar con un desierto imponente, que bucear es la actividad por excelencia, las playas son ideales para descansar y que puedes acudir al monte Sinaí, sí, el de los 10 mandamientos. Y, por supuesto, no dejes de visitar los cuatro templos faraónicos de Sinaí, la nueva atracción del lugar.