navegar en faluca por el río Nilo


Os hemos hablado en otras ocasiones de las cosas que se pueden ver y hacer en las ciudades con una mayor afluencia turística de Egipto. Sin embargo, aún no hemos hablado de los placeres del propio país, de las cositas imprescindibles que debéis hacer cuando vengáis de viaje. Una de ellas, y de la que os vamos a hablar hoy, es navegar en faluca por el río Nilo.

Las falucas en Egipto

La faluca es una embarcación de pequeño tamaño que se mueve a vela en un mástil central. Está construida especialmente para navegar en río, motivo por el cual fue ampliamente utilizada el cercano oriente y en el norte de África.

Por supuesto, hoy en día estas han sido sustituidas por lanchas a motor y otras embarcaciones de recreo más moderno. Su uso es puramente turístico; ¡y menos mal!

Estos medios de transporte tienen algo de especial. Te hacen evocar momentos de la historia de Egipto; te imaginas a Cleopatra surcando el río con su imponente porte y su belleza, recuerdas con terror cómo Moisés flotaba en una cesta siendo tan solo un bebé… En definitiva, es una experiencia.

Dormir en una faluca es impresionante; un manto de estrellas te arropa. Del mismo modo, te despertarás al alba con un sol tenue que envuelve un paisaje que, aunque no sea el más bello, sí se vuelve totalmente único.

El servicio de alquiler de falucas

Lo habitual es que viajes con tu pareja o amigos y nadie más; es decir, la embarcación no se comparte. Esto no hace más que mejorar la experiencia pues tienes total intimidad para estar con los tuyos -a excepción de la tripulación, que es bastante sentida y un poco metiche, aunque para bien-; además, la sensación de tener un barco para ti es muy chula, te sientes dueño de tu experiencia.

El servicio de navegación en faluca se suele dar para ir a Asuán o para ir de esta ciudad a otros puntos aunque no tiene porqué. No es difícil hacerte con una; los propios capitanes se te acercarán si paseas a la orilla del río. Es cuestión de suerte (o de informarse) el toparte con alguien más o menos profesional.

El viaje suele durar un par de días en los que se hacen paradas en lugares estratégicos. Puedes ver cómo es el comercio de camellos o cómo un niño se da un chapuzón en la orilla del río.

¿Te gustaría vivir la experiencia de navegar en faluca por el Nilo?