Preguntas

/Preguntas

El guí­a de viaje, es importante, ya que en un paí­s donde el idioma es una barrera tan grande, (el inglés que se habla en la India deja mucho que desear) es importante tener las cosas claras en cuanto a información práctica se refiere.

No es imposible viajar sin guí­a, o no sólo hay que ir donde dice el guía. Como dirí­a Aristóteles, la virtud se encuentra en el término medio, es bueno tener una guí­a como referencia, pero tampoco hay que ser sectario al respecto.

Lo más recomendable, y lo que siempre se debe hacer antes de empezar cualquier viaje es ir al centro de sanidad exterior más cercano (en el caso de España, en otros paí­ses me imagino que también existirán centros del mismo estilo) y asesorarse bien de qué vacunas hay que ponerse y qué medidas de protección sanitaria hay que adoptar dependiendo de los paí­ses que se vayan a visitar.

En el caso de la India hay cierta controversia, unos médicos recomiendan la vacuna del cólera, otros no, unos dicen que encefalitis japonesa sí­, otros no…

Las que son imprescindibles en India son: Hepatitis A, Hepatitis B, Tétanos / Difteria y Polio.

En la India no hay Fiebre Amarilla, así­ que no hay que preocuparse por ella, y el riesgo de Malaria depende de las regiones que se vayan a visitar, pero la Malaria es un caso aparte.

Enfermedades hay muchas, y también se encuentran medicinas, así­ que tampoco hay que preocuparse en exceso. Eso sí­, un seguro de viaje que incluya atención sanitaria nos da la tranquilidad de que pase lo que pase siempre podremos ser atendidos en algún hospital privado, que los hay, y muy buenos.

En este tema hay opiniones de todo tipo, en general, se puede decir que sí­, tener una cobertura médica durante el viaje me parece que es viajar algo más tranquilo.

Estos seguros además de coberturas médicas incluyen otras muchas coberturas como robo o pérdida de equipaje en muchos casos.

La pregunta más bien serí­a ¿qué no tiene? Lo tiene todo, tiene casi un cuarto de la población mundial (1.027 millones de habitantes según el censo de 2001), tiene playas paradisí­acas, desierto, los Himalayas, lo último que queda de la cultura tibetana budista, templos, palacios, colores, sabores, espiritualidad por donde vayas y lo más importante, los indios, que son la gente más simpática que te puedas imaginar, siempre dispuestos a ayudar al viajero de forma totalmente desinteresada.

Culturalmente hablando la India es única y en ella se puede encontrar una mezcla de religiones sin precedentes. La más importante es el Hinduí­smo, que es la única religión politeí­sta contemporánea, practicada por el 82% de la población del paí­s (eso son más de 800 millones de personas) y cuyos escritos más antiguos datan aproximadamente del año 1000 A.C.

La sociedad india de hoy en dí­a, para bien o para mal, se basa en estos escritos, y como es de esperar muchas de las cosas que aquí­ ocurren son totalmente incomprensibles para nuestras mentes occidentales. Es como estar en otra época, en otro mundo.

El Hinduismo cohabita con otras muchas religiones de forma casi siempre pací­fica como el Islam, Budismo, Jainismo, Sikhismo, Tantrismo, Parsismo (o Zoroastrismo), Judaí­smo o Cristianismo.

El resultado de este cóctel de religiones da como resultado toda una riqueza cultural sin precedentes en cuanto a templos, tradiciones, fiestas y de más.